ZNA Rich 4×2 2.5 Doble Cabina Diesel

0

ZNA (Zhengzhou Nissan Automobile) tiene como origen la alianza entre Nissan y Dongfeng Motor realizada en 1993. De allí que los modelos con el logo ZNA cuenten entre sus fortalezas con la confiable tecnología Nissan. En el caso específico de la pick up Rich, esta ha sido desarrollada a partir de la Nissan Frontier, de la que ha heredado su potente motor, caja y chasis.

Para esta prueba tuvimos a disposición la versión diésel 4×2 de doble cabina. San Bartolomé, representante de la marca en el país, cuenta además con una versión 4×2 a gasolina y una 4×4 turbodiésel.

Por fuera, las líneas simplificadas de la Rich recuerdan su legado Nissan, si bien el diseño de la máscara es distinto y con ello también los faros delanteros halógenos. Atrás, la diferencia radica en el parachoques. Con 4,980 mm de alto, 1,820 mm ancho y 1,715 mm de largo, ofrece una amplia cabina, un buen espacio de carga y a la vez prácticas medidas para el recorrido en ciudad.

Por dentro

El interior brinda un espacio confortable para los ocupantes. Los asientos del conductor y su acompañante son de tipo butaca con cinturones de tres puntos. Atrás, el respaldar de los asientos tipo banca se pliega y deja espacio suficiente para guardar herramientas o pequeños objetos. El puesto de conducción es cómodo y puede regularse para conseguir la mejor posición de manejo. La palanca de cambios es de fácil ubicación y el diseño del tablero permite una rápida visión del velocímetro, el tacómetro y la temperatura del motor. Se cuenta también con espacio para guardar objetos en las puertas, entre los asientos delanteros y con una guantera de buen tamaño.

El equipamiento en la versión LUX que probamos incluye airbag para el conductor, asientos forrados en tela, cinturones de seguridad de tres y dos puntos (para el asiento del medio), elevalunas eléctrico, sistema de aire acondicionado y radio CD con entrada USB, entre otros. Suficiente para asegurar un viaje cómodo y seguro.

Fuerza motriz

Puestos en marcha destaca de inmediato la potencia del motor ZD25TCR turbodiésel de 2,498 cc, cuyo inconfundible sonido se hace notar aunque sin que ello incomode. Con 107 HP a 3,800 rpm y 260 Nm entre las 1,600 y 2,400 rpm, la Rich responde de inmediato al acelerador y desde el tráfico urbano muestra su capacidad para adelantar cuando es requerida. El amplio parabrisas y los espejos retrovisores permiten una completa visión de la ruta, mientras que su buena maniobrabilidad facilita el manejo en ciudad. La caja mecánica de cinco velocidades brinda cambios precisos. Asimismo, la suspensión asimila bien baches y rompemuelles.

 

Interior de la pick up ZNA Rich.

Más información en Mundo Trucks 65.

Compartir.

Deja un Comentario